VIDEOS GAYS GRATIS:

domingo, 9 de marzo de 2008

RELATO GAY: SACIANDO MI HAMBRE DE SEXO

Escribo el relato de lo que me paso hace un par de semanas cuando estaba en busca de saciar mi hambre de sexo después de casi dos meses sin ningún tipo de contacto sexual, debido al embarazo de mi mujer. En un principio pensé en salir a la calle y buscar alguna prostituta que me calmara, pero debido a los lugares donde se exponen en mi ciudad preferí no hacerlo por si me pudieran ver alguno de mis conocidos. Al final leyendo el periódico llegue a las paginas de contactos y allí me dije esta es mi oportunidad. Estuve buscando entre todos los contactos que estaban impresos, nunca me había fijado la cantidad de anuncios que allí podías encontrar: mujeres, hombres, sadismo, travestís, beso negro, lluvia.....

Después de mucho leer y releer escogí tres y me dispuse a llamar. En el primero solo había una mujer, en el segundo salió el contestador y al fin en el tercero me dijeron que podría escoger entre una docena de mujeres, estaba en un lugar discreto y su precio era razonable. Salí de casa nervioso y muy excitado. En una media hora me presente en el lugar donde estaba la casa de citas, llame y me abrieron la puerta sin preguntar. Una vez en el piso, me abrió la puerta una mujer de unos 50 años y muy amablemente me introdujo en una pequeña sala donde había un sofá y una mesita de centro con varias revistas pornográficas. Allí me explico los servicios que hacían sus pupilas, desde un francés a un beso negro, pasando por el griego, también me dijo que podía escoger dos chicas por un módico aumento de precio de la tarifa básica. Yo sin pensármelo le dije que escogería a dos chicas para que me hicieran disfrutar las dos. Entonces me dijo que haría pasar a sus chicas para que yo decidiera, me pregunto si quería algo de beber, a lo que yo le dije que si, se retiro y al poco rato apareció una chica rubia con un top y una minifalda, que estaba despampanante me traía un whisky con hielo y me dijo que se llamaba Adela, me dio dos besos y salió.

A continuación pasaron por la sala otras 7 chicas hasta que paso la última, una mulata impresionante, aparentaba tener unos 20 años no mas y su pecho era demoledor, que delantera pensé, su culo era perfecto, vestía una camiseta de tirantes y un pantalón vaquero de los que quitan el hipo, dijo llamarse Carola su acento era caribeño muy dulce. Cuando salió entro la señora y me pregunto que chicas escogía, le dije que Adela y Carola, a ella se le escapo una sonrisa muy picara, no sabia porque y no le di ninguna importancia, pague como es de rigor y me llevo a una habitación con una cama de matrimonio grandísima con una colcha de raso, dos mesillas de noche con un paquete de preservativos encima de cada una y un par de sillas. En una mesa de centro había un televisor y un vídeo.

Las paredes estaban cubiertas con varios espejos y algunas pinturas eróticas y el techo era un espejo central encima de la cama. Allí me dejo la señora a la espera de mis dos chicas. Tardaron un par de minutos en llegar, entraron vestidas como las había visto antes y me dijeron que me pusiera cómodo. Empecé a desnudarme mientras Adela hacía lo mismo y Carola me miraba con una sonrisa en los labios. Cuando estuve desnudo Adela me pidió que la acompañara al aseo, uno de los espejos era una puerta que daba a un enorme aseo con bañera y bidé. Me dijo que si prefería darme una ducha o lavarme solo, yo que me había duchado antes de salir de casa le dije que lavarme. Me hizo sentar en el bidé y con una esponja muy suave empezó a limpiarme, primero mi pene luego mis cojones y luego sin entender porque paso la esponja por mi culo una y otra vez dejándomelo limpio, en esos momentos note una extraña sensación de placer mientras me limpiaba mi ojete. Me turbe un poco ya que era la primera vez que me pasaba una cosa así.

Una vez limpio me dijo que pasara a la habitación que ellas se debían limpiar también, así lo hice y al entrar en la habitación vi que el televisor estaba encendido y mientras me tomaba el resto de mi bebida empecé a mirar la película porno que pasaba por la televisión. En ella se veía una pareja que estaban follando como unos descosidos, el se la metía por delante y por detrás. En un momento entro otra persona en la habitación donde estaba la pareja, era una mujer alta, guapísima de grandes pechos y gran culo. Se desnudo sin quitarse las bragas y se fue a la cama y empezó a mamársela al chico, mientras la chica iba a quitarle las bragas, en ese momento entraron en mi habitación mis chicas Adela y Carola, deje de mirar la película en el momento en que la chica bajaba las bragas a la recién llegada, me pareció intuir que de las bragas salía una polla erecta, pero la llegada de las chicas no me dejo seguir mirando y descubrir si era cierto lo que había visto o me había parecido ver.

Adela salió del baño totalmente desnuda era un monumento de mujer sus pechos sin ser grandes estaban tiesos y su culo era respingón, iba totalmente depilada cosa que me agrado, Carola en cambio llevaba puestas las bragas y el sostén, que dejaba entrever unos pechos macizos. Vaya dos monumentos tenia a mi disposición. Adela me echó en la cama y sin muchos preámbulos me empezó a acariciar mi cuello, bajo hasta mi pecho y se apodero de mis pezones, mientras tanto Carola bajo directamente a mi polla que en esos momentos estaba empezando a mostrar gran parte de su esplendor, no es que sea muy grande mide unos 19 cms pero es bastante gruesa. Carola se metió mi polla hasta el fondo de su garganta y comenzó a chupar y lamer toda mi polla desde el agujero hasta los cojones, sabia muy bien lo que hacía era una gran profesional, daba pequeños mordiscos al prepucio y a los cojones.

Adela mientras me ponía su depilado coño en mi boca para que pudiera comérmelo, era muy agradable poder chupar un coño sin tener que ir sacando pelos de la boca cada dos por tres. La mamada que me estaba haciendo Carola me estaba poniendo a mil y por momentos pensaba en no poder aguantar mas y descargar mi leche ya, pero haciendo un esfuerzo logre mantenerme y dejar que siguiera la gran mamada. A partir de ese momento tire a la cama a Adela y nos pusimos en posición de hacer un 69, cogió mi polla y empezó un tratamiento de shock, mi polla le debía llegar hasta el final de su garganta ya que sus labios estaban acariciando el vello de mi pubis, Carola a la que no veía empezó a lamerme los cojones por detrás, que sensación mas placentera una boca en mi polla y otra en mis cojones, comiéndomelos lamiéndomelos, ufff, pero cuando mas caliente estaba, note como Carola dejaba mis cojones y empezaba a subir por mi raja hasta encontrar mi agujero anal y sin mas metió su lengua lamiendo en círculos todo el agujero, intente decirle que no lo hiciera pero Adela cogiéndome la cabeza me obligo a seguir chupando su coño, su respiración era entrecortada, parecía que le estaba llegando un orgasmo, efectivamente a los pocos segundos note como sus líquidos salían de su coño para meterse en mi boca, en la posición que estaba y si no quería ahogarme tuve que tragarme todos sus flujos. Mi excitación no bajaba ya que Adela seguía dándole su tratamiento especial a mi polla.

De pronto vi que Carola se desnudaba del todo de espaldas a mí, vi su culo, vaya pedazo de culo, lo mejor que había visto nunca. Mareaba pensar en follarlo. Cuando se hubo quitado las bragas se giro y mi sorpresa fue tal que mi polla perdió su erección totalmente. Delante de ese culo tan perfecto, tan femenino, había una polla descomunal y una bolsa con dos cojones. (ERA UN TRAVESTÍ!. No me lo podía creer, había estado besándome y chupando mi polla un travestí. Ellas cuando vieron mi sorpresa y que mi polla reaccionaba a la baja soltaron una sonora carcajada. Adela dijo: que te parece señorito )le gusta una mujer con polla? )A que sí? (No! Dije yo. Carola acercándose a mí dijo: pues creo que si te gusta y sino ya te enseñare a que te guste. Una vez dicho esto cogió su polla y me la metió sin mas en mi boca. Yo hice un esfuerzo para que no me la metiera pero Adela apretando mi nariz logro que abriera la boca y Carola me metió su polla.

(Chúpala cabrón! Y como me intentes hacerme daño te daré un par de hostias que te enteraras. (Vamos putita! Chupa. Con Adela encima de mí y con estas amenazas empecé a chupar esa polla, su gusto en principio me disgusto mucho, nunca en mi vida había tenido una en la boca, ni se me hubiese pasado por la cabeza tener una. A medida que me iba relajando y chupando note como mi polla se iba poniendo erecta (Como era posible!, (Yo un heterosexual acérrimo excitado comiéndome una polla! Era de locura. Adela noto esto y le dijo a Carola: mira la putita le va encontrando el gusto a eso de chupar pollas, resultara que le gustaran mas las pollas que los coños, y se rió. Mientras la polla de Carola iba endureciéndose y engrandándose dentro de mi boca, así sin mucho pensar considere que debía medir unos 25 cms y unos 4cms de diámetro. Una pieza demasiado grande para una boca inexperta como la mía, las arcadas eran inevitables, pero Carola no me dejaba sacarla, mas bien lo contrario metía mas y más hasta que estuvo entera dentro de mi boca, no podía ni lamerla ya que me ocupaba toba mi cavidad, en ese instante empezó a moverse igual que si me estuviera follando, a cada penetración intentaba llegar mas adentro de mi garganta y yo pensaba que me seria imposible impedir mis arcadas. Después de un rato, cesó su movimiento y saco su polla de mi boca, fue a una de las mesillas de noche y volvió con un par de esposas como de la policía, sin yo tener tiempo a pensar ni a protestar me ato a la cabecera de la cama las dos manos. (Te gusta! )Eh putita? Pues lo ahora viene te gustara mucho más.


Levantando mis piernas y cogiendo unas pequeñas cadenas que le pasó Adela ato en cada uno de mis tobillos una argolla y la otra punta de la cadena a la cabecera de la cama pero por la parte alta. Me dejo en una posición totalmente exhibitoria de mi culo, mis nervios no pudieron aguantar mas, solo la mera idea de lo que se proponían me ponía los pelos de punta, NOOOOOOO, no me hagas eso, dejadme ir, cabrones,... Todo inútil, ellas se reían sin hacerme el menor caso. La putita tiene miedo, ja, ja, ja... Tranquila putita, te gustara y nunca mas querrás hacer otra cosa. Mira tu polla como esta de excitada, no dejare que se pierda, dijo Adela, me puede dar un buen gusto. Yo seguía gritándoles, NOOOOOO, Hijas de Putaaaaaa, dejadme en pazzz, no quieroooooo, Cabronesssssssss. Con eso lo único que logre fue que Adela viniera a la cama y sin decir ni mu me dio un par de azotes con mi cinturón. Cállate ya Puta no quiero oírte mas o te dejare tu culo sin piel. Mi instinto no funciono y volví a decir (Putas dejadme! Os jodere cuando me dejéis ir. Adela sin mas empezó una sesión de azotes que hacían llegar a mi cerebro unos trallazos muy dolorosos, me dio como mínimo unos 10 azotes al final de los cuales me dijo: (Espero que esto sea el final de tus gritos Puta!. En estos momentos eres nuestra esclava y vamos ha hacer contigo lo que nos apetezca y si te portas bien no sufrirás sino te castigaremos. A partir de ese momento calle y espere con resignación lo que pudiera pasar, si protestaba pasaría lo mismo pero además me castigarían, y los azotes habían sido muy dolorosos. Carola se acerco a la cama, se subió a ella y empezó a acariciarme las partes doloridas de mi culo. Bueno putita veo que nos has entendido y así lo podremos pasar muy bien los tres. Pasaba su mano por mis ancas que debían de estar rojas por el calor que notaba yo. De repente lo dejo y paso a masajearme los huevos y la polla. Poco a poco mi polla se hacía más grande. Esto no dejaba de sorprenderme, ya que sabía que era un travestí el que me acariciaba, pero avergonzándome, me di cuenta que empezaba a gustarme. Pensé que sería mejor intentar pasarlo bien y sacar provecho de esa situación totalmente inédita para mí. Cuando Adela se acerco a mí observe que llevaba atado a su cintura un consolador de un tamaño considerable, aunque no tanto como la polla de Carola, se puso a horcajadas encima de mí y me dio el pene de plástico para que lo chupara. A esa acción me puse intente recordar lo que hacían las chicas que veía en las películas porno que tanto me gustaban y me aplique. Muy bien putita veo que eres una buena alumna, así sigue así. )Te gusta? Si, me gusta, dije sacándome el pollón de la boca y volviéndomelo a meter. Después de un rato en esa situación, mi polla debido a los cuidados de Carola esta a punto de reventar, esta al notarlo paro en seco su mamada y dándome dos buenos azotes con la mano, le dijo a Adela: Deja que me chupe mi polla que tengo ganas. Adela bajo de encima de mí y en su lugar se puso Carola con su enorme polla. (Putita ahora una polla de verdad!. A ver como lo haces, espero mucho de tu boca. Su polla en esos momentos no estaba totalmente erecta, con lo que pude metérmela sin muchos problemas, empecé a lamerle el escroto y baje por toso ese palo hasta la bolsa de los cojones. Al tener las manos atadas me era muy difícil trabajar esa polla, así se lo hice ver a mis dos violadoras. Después de una mirada entre ella Carola dijo: de acuerdo te soltaremos pero piensa que si intentas hacer una tontería lo vas a pasar muy mal.



Mi respuesta inmediata fue: no os preocupéis no haré ninguna tontería, dicho esto me soltaron de mis ligaduras. Una vez suelto Carola se puso abierta de piernas en la cabeza de la cama y me dijo que me pusiera a cuatro patas para comérsela. Así lo hice. Empecé a chupar esa gran polla, sin saber porque ahora su sabor me gusto. Lamí muy despacio el escroto otra vez y mientras una de mis manos acariciaba los cojones la otra sostenía la polla para poder chuparla mejor. Sin darme cuenta estaba practicando una mamada como si fuera un experto mamador de pollas, y me gustaba. Poco a poco la polla de Carola iba haciéndose más grande, cada vez era más difícil para mí metérmela toda en la boca, pero seguía intentándolo. De su glande empezaba a salir unas gotitas de liquido preseminal que me trague, su sabor me supo bien. En esto Adela que había estado fuera de escena, retorno poniéndose detrás de mí y empezando a lamerme mi espalda y bajando hasta llegar a mi culo, que en la postura que estaba ofrecía en todo su esplendor. Una vez llagado ahí empezó a lamerme mi agujero con movimientos circulares de su lengua, al poco rato empecé a mover mi culo ya que me empezaba a excitar esos lametones. Ella como buena profesional sabia muy bien lo que hacía, cuando empecé a moverme me abrió los cachetes y me metió la lengua como si fuera una polla, aunque mi esfínter estaba muy cerrado. Poco a poco logro relajar mi esfínter que iba respondiendo a su excitación y notaba como se dilataba y su lengua penetraba un poco en él. Adela dejo de lamerme al notar que mi ano empezaba a disfrutar y escupiendo en él empezó a acariciarlo con un dedo y a medida que lo movía en círculos intentaba que entrara. Aunque estaba bastante excitado mi ano no respondía todavía por lo que Adela volvió a escupir y directamente metió un dedo en mi culo y apretó. Un sablazo de dolor me llego desde mi ano, el dedo había entrado pero sin haber sido dilatado suficientemente. Me queje, (por favor no me hagas daño!.


Ella lo único que me dijo fue: si te duele te jodes Puta, y mientras me follaba el culo con su dedo, después de 4 o 5 mete - saca metió dos dedos. Ayyyyyyyyyyy!. Calla Puta me dijo dándome dos azotes. Siguió con su mete - saca con los dos dedos, y yo seguí con mi mamada. Al poco rato note que Adela sacaba sus dedos de mi culo y que me ponía una especie de crema en el ano, Carola me cogió la cabeza y apretó para que no pudiera sacar su polla de mi boca. Al segundo note un terrible dolor en mi ano, Adela me había empalado sin ninguna contemplación, me había desgarrado mi ano con su consolador y ese dolor me llenaba todo mi cuerpo, no pude mas que intentar gritar ya que Carola me sujetaba fuertemente la cabeza. Una vez entrado el consolador Adela empezó a moverse dentro de mí circularmente y sacando un poco el pollon de mi culo, a partir de ese momento el dolor se empezó a mezclar con otra sensación, el placer, estaba siendo follado y empezaba a gustarme, mis instintos humanos habían desaparecido, ahora sin mas quería disfrutar del sexo, de ese tipo de sexo.



Adela viendo que mi culo dolorido se había dilatado empezó a follarme como yo me había follado en otras ocasiones a mi mujer y a otras mujeres, hacía los mismos movimientos, el placer se expandía por mi cuerpo. Carola dejo de apretar mi cabeza cuando vio que yo aceptaba ser follado, y yo entonces seguí con la mamada, la polla de Carola estaba en su máximo esplendor, menos mal que no me folla esta polla porque podría destrozarme el culo, pensé yo. No sé si fue telepatía pero en ese mismo momento Carola le dijo a Adela ahora me toca a mí. Adela saco su polla de plástico de mi culo y Carola hizo que dejara de chupar la suya.


Con tu polla no, dije, me puedes romper. Carola me dijo: no te preocupes que lo vas a disfrutar. Me estiraron en la cama boca arriba y Adela que se había quitado el consolador se puso encima de mí empezando a comer mi polla. Mientras Carola me levantaba las piernas y las ponía encima de sus hombros. En esta posición en cuanto Adela logro que mi polla se hubiera endurecido, se la clavo dentro de su coño y empezó a cabalgarme de manera salvaje. (AYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYY! No pude reprimir mi grito en el momento en que la polla de Carola entraba en mi ano de forma contundente de una vez hasta el fondo. Notaba como si me hubieran abierto en canal, sin anestesia. Mi culo era un hervidero de dolores. Carola dejo su polla sin moverla durante unos segundos para que mi culo se fuera acostumbrando a su tamaño. En cuanto pensó que ya lo estaba empezó a follarme bestialmente me cogía de las ancas y me apretaba para llegar a lo más hondo de mi culo, una vez dentro la sacaba rápidamente y volvía a meterla de un solo golpe Durante un buen rato lo único que sentí fue dolor, pero a medida que mi ano se acomodaba a esa polla empecé a notar un gran placer. Con mi culo lleno de polla y mi polla dentro del coño de Adela mi excitación paso a ser total. Siiiiiii fóllameeeeee, mete esa gran polla en mi culo, ábremelo en canal, que buenoooo. Mira como le gusta esto a la putita, me parece que más que putita es una gran zorra caliente, decía Carola, lo sabia nada mas verla.

Adela mientras seguía cabalgándome, de golpe bajo de encima de mí y Carola saco su polla de mi culo, me pusieron a cuatro patas, Carola volvió a meter su tremenda polla en mi ano y Adela se puso debajo de mí y con su mano puso mi caliente polla en la entrada de su culo, y de un movimiento se la metió hasta el fondo.En ese momento el movimiento de Carola follandome hacia que yo hiciera lo mismo con el culo de Adela, ella era la que llevaba el ritmo, que en un principio fue lento pero que en un instante paso a ser frenético. Su mete saca infernal me estaba llevando al éxtasis, creía que me iba a correr en ese mismo momento, pero era tan placentero que me esforcé en intentar retrasar lo inevitable. Al poco rato después de muchos gemidos por parte de los tres note como la polla de Carola tuvo como un calambrazo e inmediatamente note como empezaba a escupir su leche dentro de mi culo, ella en ese momento me metió la polla lo mas profundo que pudo y allí quedo hasta que vació de leche todos sus huevos. Como por mimetismo, mi polla empezó a vaciar su leche en el culo de Adela. Estuvimos un par de minutos quietos con las polla deshinchándose dentro de los culos. Carola saco su polla de mi culo, me cogió del cuello y me obligo a metérmela en la boca. Chupa zorra, déjamela bien limpia, no quiero tener mi polla sucia. Vamos, me dijo dándome unos azotes en el culo. Me puse a la tarea relamí la cabeza de su polla tragándome los restos de semen que quedaba y la suciedad de mi culo que había quedado enganchada en ella.



Una vez limpia Carola me obligo a seguir chupando su polla. Bueno zorra ahora quiero que vuelvas a ponerme en forma a mi polla, la quiero otra vez grande, sino lo logras te castigare, has entendido. Humm, hummm, dije sin dejar de chupar ya que me tenia cogido por la cabeza. Adela aprovecho que me había puesto a cuatro patas dándole la espalda para meterme la polla de plástico sin miramientos en mi ano, de un solo golpe me la metió entera, aún después de haber tenido dentro la polla de Carola ese látex me dolió, intente gritar pero lo único que pude hacer fue dar unos sonidos guturales ya que mi boca estaba completamente llena con la polla de Carola. Adela empezó a follarme igual que antes había hecho Carola sin preocuparse de mí metiéndome la polla y sacándola del todo y volviéndola a meter de golpe, ningún miramiento, al igual que Carola que me estaba follando la boca, su polla empezaba ha estar en su punto mas alto y con las manos me cogía de la cabeza y la movía con un ritmo frenético. En un momento no podía mas y se me cerro un poco la boca, y la polla de Carola se rasco con mis dientes.

Puta asquerosa, zorra como vuelvas a intentarlo si cierras esa boca y me haces algo de daño de los azotes que te daré ...(ENTENDIDO PUTA! Yo sin poder decir nada intente mover la cabeza en señal de aceptación, mis mandíbulas estaban desencajadas por el esfuerzo, no estaba acostumbrado, pero poniendo todo el empeño que pude logre no volver a cerrar la boca. El ritmo de las folladas era el mismo, salvaje, pero me gustaba, nunca hubiese creído que me gustaría ser follado por la boca y por el culo, pero en ese momento estaba siendo satisfecho por esas pollas, alucinante. Después de unos minutos note como la polla de Carola se hinchaba de golpe y sin darme tiempo a pensar en nada me cogió la cabeza y metió la polla hasta el fondo, justo en el momento en que empezaba a escupir su leche. En un primer momento me agobie ya que la corrida era muy abundante y me daban arcadas pero como Carola no dejaba de mantener mi cabeza bien fija, tuve que tragarme toda la leche que salía de su polla. Me trague tal cantidad que pensé me seria imposible retenerla en el estomago. Cuando hubo terminado de soltar leche sin que me dijera nada me puse a limpiarla hasta dejarla reluciente sin ningún rastro de leche. Buena putita, así me gusta que aprendas rápido, veo que te ha gustado )no? Si me ha gustado mucho. Adela mientras seguía follandome y mi polla que estaba a reventar empezó a sacar toda la leche que tenía retenida sin tan siquiera tocarla.


UAHHHHHHHH, ahhhhhhhhhh, me corrooooooooo. Una vez me hube corrido noté como Adela salía de mi ano y a los pocos segundos mi culo era azotado otra vez por Adela con el cinturón. Cabrón, puta asquerosa, te corres y )yo que? Que te crees que puedes hacerlo y dejarme a mí sin nada. AHHHHHHH, AHHHHHHHHH, AHHHHHHHHH, el cinturón manejado por las manos de Adela hacían mella en mi piel, no sé si fueron una docena o más azotes solo sé que cuando acabo estaba totalmente destrozado, no me podría sentar en una semana como mínimo. Adela se acerco a mí y poniéndome su coño delante de mi boca dijo ahora me toca y como no lo hagas bien Carola te azotara, le indicare si me gusta o si no, si no me gusta azote si me gusta no hay azote. )Entendido puta? Si claro que si, dije, y empecé a chupar el coño de Adela. Gracias a Dios se me da muy bien lo de chupar coños, tengo bastante experiencia y todas las mujeres con las que he tenido relaciones orales han quedado satisfechas. Empecé por lamer los labios exteriores de su coño, para poco a poco ir metiendo la lengua en su agujero. Su respiración denotaba que le gustaba, seguí metiendo la lengua como si fuera un pene, luego subí hasta su más excitable lugar, su clítoris el cual cogí y me lo metí entero en mi boca, allí lo fui lamiendo y notando como se iba endureciendo a medida que mis caricias hacían efecto. Adela empezó a dar grandes suspiros y al poco paso a dar gritos de placer, mientras lamía y mordisqueaba su clítoris. No tardo mucho en correrse, entonces me cogió la cabeza y me la hundió en su entrepierna para que sorbiera todos los jugos que iba soltando su orgasmo. Después de que se recuperara soltó mi cabeza y dijo: putita eres muy buenas en esto, serias una buena profesional. Una vez dicho esto se levanto fue hasta la silla donde tenía mi ropa y me la tiro. Vístete y vete. Si alguna vez quieres otra sesión piensa que esta será tres veces mas cara, de dinero y de todo. Y girándose se marcho totalmente desnuda. Carola mientras se había vestido y salió también. A los cinco minutos mientras yo me vestía como podía entro la señora que me atendió al principio y mirándome me dijo, vístase rápido que hay clientes y no los podemos hacer esperar. Sin moverse espero a que me vistiera y una vez vestido me llevo hasta la puerta del piso abrió la puerta y se despidió con un hasta la próxima señor. Salí de allí y me fui a mi casa con la intención de arreglarme y pensar que manera podía disimular mi maltrecho culo para que mi esposa no lo viera ni notara nada especial. Desde ese día no he dejado de pensar en como follé y fui follado, y cada vez que lo pienso tengo que ir al baño para masturbarme ya que el solo hecho de pensar en lo que pasó me excita muchísimo y mi polla no se podía estar quieta. Ahora estoy pensando en cuando podré ir otra vez a ver a Adela y a Carola para otra sesión de sexo. Creo que me he vuelto adicto a las mujeres con polla.

Espero que este relato, verdadero, les haya excitado. Si alguien tiene los mismos deseos.